5 cosas que me encantan de Camboya

Tras mi articulo sobre las 5 cosas que no me gustan de Camboya, quería escribir uno sobre las 5 cosas que me encantan de este país. A pesar de tantas diferencias culturales, es bueno cambiar el chip y concentarme en las cosas positivas, las que me hacen feliz todos los días. Gran parte del motivo que me gusta este rinconcito del sudeste asiático es por su gente. En 6 meses me he enamorado de su carisma, siempre transmitiendo felicidad y naturalidad a todas horas.

Las sonrisas de los camboyanos

Lo mejor: sus sonrisas. Sabía antes de venir que Camboya era un país muy sonriente y la verdad que no me decepcionó. No hay un día sin sonrisas. Ya que sean niños, adultos  o mayores tienen una sonrisa contagiosa. Me sorprende ver como un simple gesto puede cambiar el ánimo para el resto del día.

Su forma de sencilla vivir

Había sentido lo mismo estando en Ecuador. Me gusta el hecho de poder vivir de forma sencilla : No sentir la presión social sobre que se supone que tendrías que estar haciendo, vivir con pocos bienes materiales y sin estrés. Ya que todavía es un país donde los niños juegan con la lluvia o en la calle sin estar pendientes de la última actualización o la bateria de la tablet . También ver como los camboyanos no se toman muchas cosas en serio, pasará lo que tenga que pasar. Vivir en un país budista, conocer sus tradiciones. Y eso sin preocuparse de quién tiene más. Tengo tanto que aprender!

Phnom Penh : capital y campo

Cuando supe que iba a vivir en una capital asiatica, tuve miedo. Pensaba ver muchas personas, coches, contaminación. Lo que sí que es cierto pero a la misma vez cuando voy andando por las calles de Phnom Penh, me encuentro con gallinas, patos… O me despierta el canto del galo (y también de las tantisimas obras de edificios). A pesar de la falta de parques, no siento el estrés de las grandes ciudades. Me encanta soprenderme con estas cosas.

Los camboyanos cantan a todas horas

Es una de las cosas que más me sorprendió y que me encanta. Paseando por la calle, en las tiendas, los restaurantes y hasta en el trabajo : la música está siempre presente. También es verdad que algunas canciones son un poco repetitivas pero te contagian la energía y positividad, y hay m;usica para bailar y muchas baladas romanticas también. Esas son las que más les gustan cantar, a sus parejas amigos o simplemente mientras conducen las motos, cantan todo el tiempo! Cantan y cuando es una fiestae en algun lugar bailan moviendo las manos y rodando una mesa con algún altar u obkjeto central y sin preocuparse de lo que pueden pensar los demás jajaja. Me encanta!

La mentalidad budista

Viniendo a Camboya quería experimentar como es vivir en un país budista. Al principio estuve super deceptionada. Siendo vegetariana, esperaba que no comieran tanta carne o pescado, muchas veces es hasta díficil encontrar platos ricos vegetarianos. A pesar de ello, en 6 meses aprendí mucho sobre la religión budista. Su visión de la vida y de la muerte. Sus tradiciones en bodas y entierros. Su creencia hacia los espiritus y las almas. Su sufrimiento del pasado y su perdón en el presente. sigo aprendiendo todos los dias.

Estas son las 5 cosas que me encantan de Camboya. Me enamoré de este país y sus habitantes. A pesar de los prejucios que podamos tener, es un país maravilloso!

Y a vosotros, qué os gusta?

Marie Anne

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *