Amazonia : Cuyabeno Lodge 4

Día 3 en el Cuyabeno

Amazonie (59)

Nuevo amanecer en la Amazonía después de una noche tranquila rodeados de ruídos de insectos y el paso de las estrellas. Desayunamos y después nos vestimos con ropa larga para ir a perderse en la selva amazónica.

En la selva

Amazonie (40)

Después de unos 10 minutos de canoa llegamos a otra orilla de la selva. De allí nos separamos en dos grupos con los dos guías. La noche anterior habíamos visitado este mismo lugar pero de día parece completamente diferente: aquí nos sentimos muy pequeños. Entramos en un espaciovirgen con muchos arboles y plantas que nunca habíamos visto. Aquí cada árbol cohabita con su vegetación de alrededor  y con los insectos. Cada uno se aporta cobijo, alimento protección, unos a otros para crear este gran ecosistema.

Amazonie (43)

Los guías nos explican como sobrevivir en la selva : comiendo los insectos que están presentes (sólo algunos tipos de hormigas y termitas). Y nos enseñan el poder de las plantas : algunas curativas, otras a contra del sol o de los insectos. Es un espectáculo increíble, y es tan fácil perderse allí… Es contacto real con la naturaleza, con aire puro y muy húmedo.

Amazonie (41)

Amazonie (42)

Amazonie (44)

Y si levantamos la cabeza, sólo vemos copas de arboles, es difícil ver hasta el sol.

Amazonie (45)
Caminando durante varias horas.

Amazonie (47)

Amazonie (46)

Observando a los animales

Paseando por la selva vemos a los animales en su entorno de vida normal, no se preocupan por nuestra presencia, y viven en plena libertad. Algunos están escondidos entre las plantas, otros cazan y algunos comen. No tuvimos miedo en ningún momento, a pesar de que estábamos rodeado de animales a veces peligrosos. Los guías nos explicaban y nos enseñaban como actuar en caso de que hubiese algún peligro.

Hemos visto muchos tipos de animales : las ranas muy venenosas (la de los colores de Ecuador es la más peligrosa), unas hormigas gigantes (que si te muerden, el dolor es como una bala y puede durar más de 24 horas), un oso perezoso, unos monos, un pelícano y otros insectos más grandes de lo habitual.

Amazonie (51)
Un oso perezoso curioso
Amazonie (52)
Un mono comiendo
Amazonie (55)
La rana Epipedobates bilinguis
Amazonie (57)
La rana Epipedobates bilinguis, la tricolor.
Amazonie (60)
La rana-hoja
Amazonie (48)
Un pelícano, de los picos más largos del Amazonas
Amazonie (53)
La hormiga Paraponera Clavata
Amazonie (49)
Un saltamonte Tetrigidae
Amazonie (54)
Una mariposa Gigante
Amazonie (50)
Una mariposa tigre

Después de esta experiencia enriquecedora hemos vuelto al lodge con estrellitas en los ojos. Por la tarde no pudimos pasear por el lago ya qué llovia. Nos hemos encontrados todos en el salon jugando a las cartas y tomando algunas bebidas calientes.

Amazonie (56)

Después de la cena, fuimos a ver a los animales nocturnos: los caimanes. El lago era muy tranquilo y se reflejanban las estrellas. Mis fotos no son tan buenas ya que disfrutamos del momento presente.

Amazonie (58)
Pequeño Caimán

Para observar a los caimanes es mejor de noche. De hecho, sus ojos de colores naranja se iluminan con nuestras luces en la oscuridad.

El próximo articulo será el último de nuestro viaje. No duden en ver los anteriores artículos!

Marie Anne

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *